6 consejos laborales de Justin Trudeau

Para escalar posiciones laboralmente, es importante conocer los consejos de aquellos que han proyectado su trayectoria y alcanzado cargos importantes. En esta ocasión, compartiremos algunos consejos que el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, dirigió a los graduados de la Universidad de Ottawa, así lo reseña el sitio https://www.dineroenimagen.com/2017-06-25/88111.

 

-Prepárate para el futuro

 

Trudeau, como Mafalda (con su frase célebre "paren el mundo que me quiero bajar"), entiende que a veces la velocidad a la que la vida avanza puede ser abrumadora. "El ritmo de cambio nunca ha sido tan rápido y, sin embargo, nunca más volverá a ser tan lento", explicó el primer ministro y luego habló sobre uno de los mayores temores del ser humano: la incertidumbre del futuro.

 

"Es difícil imaginar lo que el futuro te deparará, pero eso no significa que no puedas prepararte", explicó en un tono esperanzador.

 

"¿Cómo hacer eso? Bueno, empieza por entender que hoy no es el final de tu educación sino el inicio de una vida de aprendizaje, por lo tanto tú serás totalmente responsable y nadie más estará a cargo".

-Afronta lo peor y espera lo mejor

 

Sin endulzar la realidad, el primer ministro le habló de frente a los jóvenes y rompió la burbuja de varios de ellos que imaginaban un futuro profesional perfecto.

 

"Acepta que muy probablemente tendrás no solo varios trabajos distintos a lo largo de tu trayectoria profesional, sino también muchas carreras diferentes", y luego terminó de matar sus sueños diciendo: "algunos serán increíbles, otros serán una mierda".

 

Pero luego el consejo recobró un poco de esperanza. "Cada uno de ellos representarán retos que te moldearán y fortalecerán como persona si lo permites", dijo Trudeau al tiempo que recomendó desarrollar la flexibilidad, el pensamiento crítico y el autoconocimiento para hacer frente a la cruda realidad.

 

-Paciencia, paciencia y más paciencia

 

"Dale tiempo al tiempo", dijo Trudeau, y seguro más de uno de los presentes volteó los ojos al oír el consejo más trillado de todos los tiempos. Sin embargo, el primer ministro tiene un punto:

 

"Tiempo para descifrar cuál es tu pasión. Tiempo para cometer errores y tocar fondo con decisiones de mal juicio y lograr salir de éstas. Tiempo para precipitarte y frenar cuando necesitas batallar. Tiempo para vivir a lo grande o bajar la velocidad. Cuando necesitas iniciar una familia, conectar con amigos o simplemente redescubrir el juego y la satisfacción".

 

Al final, las personas que dan este consejo, siempre terminan teniendo razón.

 

-Mantén los pies en la tierra

 

"El ser humano es un animal social y, con muy pocas excepciones, necesita cada uno definirse en relación con otros. Tenemos una necesidad innata por ser importantes. Necesitamos permear en nuestra comunidad. Necesitamos ser relevantes en nuestra tribu. como sea que definamos a esa tribu", asegura Trudeau.

 

"Y aunque la acumulación de bienes materiales, autoridad o prestigio puedan servir como indicadores de éxito, no son en sí mismas la definición de éste".

 

Acá viene la mejor parte: "No te engañes. En el fondo te medirás a ti mismo y al éxito, no con lo que has obtenido, sino con lo que has entregado".

 

-Acepta el reto

 

El primer ministro canadiense tiene razón cuando dice que esta generación es la más informada, comprometida y empoderada. Pero también, como bien dijo el expresidente Franklin D. Roosevelt: "Un gran poder conlleva una gran responsabilidad".

Y lo peor no acaba ahí, el consejo de la paciencia tiene una segunda parte.

"Se que en esos momentos en los que se sienten cínicos o apáticos no viene de no interesarse por lo que pasa en el mundo, sino de lo contrario", le dijo Trudeau a los graduados.

"Viene de la frustración de sentir que aún no cuentan con las herramientas necesarias para cuidar de este planeta que tanto quieren, pero sean pacientes porque antes de lo que piensan estarán listos para generar un impacto real en el mundo".

 

-Las cosas difíciles son difíciles

 

Estarás pensando: "Ah, ok".

 

Pero hay una historia y aprendizaje detrás de esto. Trudeau explicó que su amigo, Barack Obama, solía tener una placa en su escritorio con la leyenda "Las cosas difíciles, son difíciles".

 

"Enfocarse en las cosas grandes y no en las pequeñas, no es sencillo para nadie. Pero cuando lo haces puedes hacer que cosas realmente importantes ocurran", explicó Trudeau.


 
 

ContactoCondiciones de UsoTérminos LegalesMapa del Sitio