Sentirse desanimado para ir a la oficina puede que no siempre sea a causa de exceso de trabajo. Por lo que es muy importante conocer cuando un ambiente negativo está afectando nuestra motivación y desempeño, así como las acciones que debemos tomar para enfrentar esta situación. 

¿Estás Desmotivado?

No estás motivado para levantarte en las mañanas, es que despertarse sin ganas de ir a la oficina no significa que nos disguste nuestro trabajo, pero si esta situación se presenta con frecuencia y nuestros sentimientos negativos aumentan, debemos encender las alarmas. Algo anda mal.

El Ambiente Laboral

Si hay algo que repercute en nuestra motivación profesional es el ambiente laboral en el que nos desenvolvemos, bueno o malo. Y es que pasamos gran parte de nuestro día en la oficina, por ello,  también es nuestra responsabilidad poner de nuestra parte para contribuir a mejorarlo.
Si a diario estamos inmersos en un ambiente laboral tóxico, lo más seguro es que nuestra autoestima se vea afectada. De ahí la importancia en aprender a separar todo este ambiente negativo de la persona que en realidad eres.

¿Cómo podemos reconocer un ambiente laboral tóxico?

Síntomas
Existe una lista de síntomas que nos pueden ayudar a darnos cuenta de ello. Incluso se afirma que si estás pasando por 3 o más de estos síntomas puedes estar seguro de que estás en un ambiente tóxico.
  1. Tu jefe te hostiga a ti y a otros compañeros. 
  2. No hay trabajo en equipo, cuando algo sale mal se busca un culpable, no una solución.
  3. Con frecuencia tu jefe o compañeros  toman crédito por tu trabajo.
  4. Estás haciendo el trabajo de dos o más personas sin reconocimiento o remuneración adicional.
  5. Hay reglas y procedimientos establecidos, pero nadie las sigue.
  6. Circulan rumores, chismes y acusaciones 
  7. El jefe está ausente o no se ocupa de sus tareas
  8. Parece que la gente incompetente jamás será despedida, en cambio elementos valiosos son despedidos o renuncian.
  9. Tus compañeros  tienen comportamientos agresivos o se irritan con facilidad, la gente no se comunica con cordialidad y respeto.
  10. No existe ningún plan de desarrollo, integración o capacitación.
  11. La gente menos adecuada recibe ascensos
  12. La comunicación es deficiente, las personas no conocen sus funciones  y por lo tanto no saben qué se espera de ellos.

¿Qué Podemos Hacer? 

Puedes quejarte y dejarte arrastrar por este ambiente negativo o tomar una posición proactiva, y buscar herramientas que te ayuden a superar esta situación de la mejor manera. 
Si te inclinas por la segunda opción, muchos expertos en la materia señalan 5 acciones a tomar que pueden ser bastante eficaces a la hora de buscar una solución: 
  1. Maneja una comunicación asertiva
  2. Utiliza la resolución de conflictos
  3. No te enfoques en actitudes negativas
  4. Trabaja en equipo
  5. Cambia tu perspectiva.
Todo depende de la actitud con que enfrentes la situación. ¿Cómo vemos el vaso, medio lleno  o medio vacío?  Enfrentar las dificultades con una buena actitud no sólo te hace crecer como profesional, sino como persona también.  
Como calificaría usted este artículo

1 2 3 4 5
Deficiente Excelente

Calificación del contenido:
1 2 3 4 5
 10 personas han votado por este artículo

Post a Comment
  (optional) (optional)